lunes, 12 de junio de 2017

Muro Visual de Recuerdos

Llegamos al final del curso de Visual Thinking en Educación, pero sólo es un punto y aparte. Me quedan muchas tareas pendientes que iré haciendo poco a poco, y también me queda muchas cosas nuevas por aprender.

Practicar y practicar. Probar, evaluar, probar otra vez. Es la forma de mejorar. Así que, aunque el curso haya terminado oficialmente, eso no significa tengamos que dar por acabado el aprendizaje. Ese dura para siempre.

Comparto ahora contigo un Muro de Visual de Recuerdos del curso. Es muy sencillo, como podrás comprobar, pero lo hice así con la intención de probar una herramienta que me ha parecido muy útil, que es Genially. Como su propio nombre indica, es genial para realizar presentaciones, pósters, infografías y todo tipo de imágenes interactivas. Te la recomiendo.

De todas formas, como te decía, tengo intención de terminar y mejorar mis trabajos del curso, así que este muro visual no será menos. Ya he empezado uno más elaborado que compartiré contigo en cuanto esté acabado. A ver qué te parece.

lunes, 5 de junio de 2017

Mapa Visual

Prisa. Cuando quieres hacer muchas cosas, pero tienes un tiempo limitado, siempre hay prisa.

Odio las prisas.

Con prisa, te entran dudas de si todo va bien. Quizá olvidaste algo importante. Como aquella vez. Buf. Puede que hayas malinterpretado algo. Pero no hay tiempo ni para pensar. Hay gente estupenda que reacciona genial con la prisa. Actúa, con buen tino, con instinto... y todo sale bien.

Ya te digo yo que ese no es mi caso. Amo la calma y la reflexión. Observar, pensar, comprobar... valorar, probar y disfrutar. En fin, no tengo tiempo para eso ahora. Otro día si quieres hablamos sobre este estilo de vida frenético que llevamos y también sobre otra forma de ver las cosas. Existe una filosofía de vida en calma, conocida como movimiento slow, que creo muy necesaria hoy en día. 

Pero ahora este curso estupendo de Pensamiento Visual en Educación me está encantando y quiero acabarlo, aunque sea con prisa.

Nuevo reto: "crear un mapa visual, adaptado a tu ámbito profesional, en el que recojas un proyecto o tarea relativa a un contenido que hayas seleccionado del currículo".

Ya sabes que no soy profe de educación formal, así que no suelo tener que contemplar el currículo en mi trabajo diario. Pero sí trabajo en educación, y en este caso me acordé de un proyecto muy chulo en el que tuve la oportunidad de participar hace algún tiempo. Era un programa para acercar a los escolares a la fauna y flora de nuestra ciudad, y a los grupos de infantil los llevábamos a la laguna de Eirís. Me he permitido algunas pequeñas adaptaciones para que tenga sentido con la tarea que nos han pedido. Espero que se entienda ...y que te guste!

Marcho! Que teño que marchar!

Programa de conocimiento de la Naturaleza Urbana

martes, 30 de mayo de 2017

Atención y Memoria

Con un poco de retraso por culpa del ajetreo de fin de curso, vuelvo con el curso Visual Thinking, esta vez ya con la unidad tres, que trata de neurociencia, rutinas de pensamiento y diversidad en clave visual.

Recuerda aquello de "una imagen vale más que mil palabras". Pues esta frase es válida porque, entre otras cosas, resulta que una imagen pone en funcionamiento muchas más neuronas de nuestro cerebro que los mensajes verbales. Cómo te quedas? Además nos permiten clarificar las ideas, poder interactuar con ellas y aumentan nuestra memoria.

En la época de instituto tenía una profesora, Eugenia (le mandaría un gran abrazo de agradecimiento y cariño si pudiese localizarla, fue estupenda), que me daba clase de Biología y Geología. Ella nos pedía de vez en cuando que ciertos conocimientos los representásemos con dibujos. Y son precisamente esos conocimientos los que mejor se quedaron en mi memoria con el paso del tiempo.

Este es mi favorito, las funciones de las proteínas.
Comparto contigo algunas reliquias de mis tiempos de adolescente, estamos hablando del año 1994... "xa choveu!" como decimos en Galicia (ya llovió!). Como te decía, esta profe era genial, y gracias a ella aprendí muchísimo. También me inspiró para estudiar biología, contagiaba su pasión por el conocimiento del mundo de una forma asombrosa. Mira, otros dos trabajos, el ciclo del carbono y la formación de la ofiolita de Omán. Me encantaba estudiar así.

El ciclo del carbono

La formación de la ofiolita de Omán
Volviendo al presente, me toca reflexión. Qué hago yo para trabajar la atención y la memoria en mis clases? Buena pregunta. La cosa es que no doy clases en las que la memoria sea tan importante, al menos tal y como se trabaja en la educación formal. Acuérdate de que soy profe de extraescolares y monitora de ocio educativo... Nada que ver con ser profe de ciencias, por ejemplo.

En cambio, la atención es otra cosa. La atención es un aspecto más importante en mi trabajo. Sí que me rompo la cabeza pensando de qué manera llamar su atención y mantenerles concentrados/as en alguna tarea. Llegan a mis clases después de un día de trabajo en el cole, algunos muy cansados y otros con un nivel de energía muy alto... quieren correr, salir al parque a jugar, pero tienen que pasarse una hora conmigo sentados. Buf! Reconozco que es difícil para ellos.

Suelo tener en cuenta las siguientes cosas:

- Empiezo las clases de forma distendida, charlamos un poquito sobre nuestro día, contamos anécdotas. Así les voy conociendo mejor y puedo proponer actividades que les gusten más.

- A veces hacemos un poquito de mindfulness, nos relajamos, respiramos con calma... Funciona bastante bien y estoy decidida a incorporarlo mejor y con más frecuencia.

- No les pongo tareas complicadas ni muy específicas. Prefiero sugerirles proyectos que luego ellos pueden llevar a cabo como prefieran. Así se hacen dueños del proyecto: lo hacen a su manera y se involucran más.

- De vez en cuando hacemos juegos como laberintos o dibujos escondidos que hay que descubrir coloreando algunas partes. También coloreamos mandalas.

Colorea de verde los triángulos del dibujo

Un mandala muy fácil para los más peques

De todas formas, tengo que decir que lo que más les concentra, así en general, a casi todos, y de una forma sorprendente, son las hama beads. Sí, esos abalorios chiquitines de plástico de colores, con los que formar figuras que luego se planchan... Les encantan! Si repartes hamas ya te puedes olvidar de ellos, podrían pasarse horas poniendo piezas en los "pinchitos", como les suelen llamar.

Inventando figuras con las Hama Beads
He conseguido que no se frustren si no da tiempo a planchar las figuras para que puedan llevárselas. Jugamos a "destrucción!!". Cuando acaban su figura, la "destruyen" como quieren, incorporando esa parte de "deshacer lo creado" dentro del propio juego. Es genial ver cómo cambia su actitud cuando no les presionas, pero sí les propones soluciones. Lo disfrutan al momento!

viernes, 19 de mayo de 2017

Biblioteca Visual de Creatividad

Para inspirarme un poco y así poder acabar dignamente la segunda unidad del curso Visual Thinking en Educación, me puse a hacer un bizcocho. Llámame rara, pero me relaja y me ayuda a concentrarme. También lo consigo planchando, por increíble que te parezca, pero hoy me apeteció hacer algo con resultado comestible y a poder ser sabroso.

Hice el bizcocho de plátano sin azúcar y sin harina. Sí, sí, has leído bien. Es lo que vengo llamando un Bizcocho Sanote. Si te apetece saber la receta, en la próxima entrada del blog la comparto contigo, con todo detalle. Venga, y me comprometo a hacerla con viñetas, para practicar!

Ahora sí ...al lío! Se trataba de comenzar una biblioteca visual sobre algún tema que trabajemos habitualmente, o que nos interese de forma especial. En mi caso, después de dar unas cuantas vueltas cósmicas, me he decidido por las actividades de creatividad, que vengo impartiendo a distintos grupos de peques.


He intentado aplicar la Regla del 6x6 de Dam Roam, respondiendo a las 6 famosas preguntas (qué, cuánto, dónde, cuándo, cómo y por qué), pero si cuentas bien, verás que en mi dibujo sólo hay 5. Te confieso que en realidad me fui quedando sin espacio, porque fui dibujando un poco como si hiciese un zentangle... sin pensar demasiado. Y cuando estaba llegando al final, me di cuenta de que contestar al "por qué" era algo más complicado, así que decidí dejarlo aparte para pensarlo bien.

Esta regla es verdaderamente útil para que no se queden en el tintero aspectos importantes del tema que sea. Aunque haya proyectos o temáticas para las que nos resulte difícil aplicarla, siempre valdrá la pena hacer el esfuerzo. Nos ayudará a analizar bien y a tener en cuenta la mayor cantidad de detalles posible.

Te dejo por el momento. Voy a probar el bizcocho! Ñam!

martes, 16 de mayo de 2017

Dibujo, creatividad, relajación

Es raro cuando tienes en tu mente todo lo que quieres compartir, pero está tan desordenado y tu estás tan poco inspirada que no eres capaz de contarlo con un poquito de coherencia. Seguro que a ti también te ocurre. Ahora mismo me está pasando eso. La página en blanco me mira impaciente. Mi voz interior está de paseo por el campo, tirada en un prado mirando las nubes y pasando de mi olímpicamente.

Visto lo visto, y decidida igualmente a compartir algunas cosas nuevas sobre el curso Visual Thinking en Educación contigo, se me ha ocurrido que voy a poner un par de piezas sobre la mesa como sea, y luego ya nos inventaremos una historia.

Me gusta dibujar por el método tradicional, lápiz, papel, colores... De pequeña pasaba muchas tardes así, dibujando, coloreando. Era relajante y divertido. Dibujar ahora, además, me transporta a esa infancia y me trae buenísimos recuerdos.

Lo cierto es que no he probado las herramientas digitales, no por falta de interés, sino por falta de medios. Sencillamente, no tengo ningún dispositivo adecuado para el dibujo digital, y dibujar con un ratón es un poquito difícil... jejeje!

Estos son mis materiales:


No sé si conoces el zentangle. Seguro que has visto mil dibujos aunque no te sepas el nombre. Es una forma de dibujar verdaderamente divertida. Para que te hagas una idea, te das cuenta de los típicos dibujos que hacemos al hablar por teléfono? Pues es lo mismo, pero ahora concentrándonos y relajándonos al hacerlos. Como no tienen que parecerse a nada, no te agobias con que te salga mal. Simplemente dejas ir el lápiz, y a ver qué sale!

Hace un tiempo dibujé el primero. Mira, no es difícil:


Esta tarde dibujé otro, y me dejó con ganas de dibujar más. Es cierto que relaja, aunque a priori no lo parezca. Porque no es de ese tipo de relajación en la que terminas roncando. No. Esta hace que aumente tu concentración y que te olvides de todo lo que pueda estar aturullando tu mente. Una pequeña experiencia muy eficaz y positiva. Te la recomiendo.

Claro, y ahora estarás pensando que no tiene nada que ver que yo prefiera dibujar con lápiz y papel, con los zentangles. Pues sí. Pues tienes razón. Pero ya te lo expliqué al principio, que hoy no estoy inspirada. Así que no me lo tengas en cuenta, vale? Ahora me voy a dormir como el gato.
Buenas noches.




jueves, 11 de mayo de 2017

Jugando con los trazos

Primera semana del curso Visual Thinking en Educación superada. Empezar jugando siempre es un buen comienzo, y en este caso hemos jugado con algunos trazos. Cada día, una pequeña línea locuela nos ha inspirado para hacer un nuevo garabato, un nuevo dibujo. Te voy a enseñar los que hice yo:



Aproveché para probar en mi kindle alguna aplicación de dibujo, y encontré una herramienta muy sencilla y gratuita, que se llama Doodle Dawg. Como puedes ver, me salieron unos dibujos bastante feuchos, por decir algo amable; pero creo que hay posibilidades de mejorar, con un poco de práctica y algo más de tiempo. Lo cierto es que empeorar es difícil... jajaja!

Sabes lo que más me gustó? Volver a dibujar. Es genial esa sensación de tener el lápiz en la mano y una hoja en blanco delante, limpita, esperando a que la llenes de historias. Me gusta mucho también ese camino que recorre la mente, buscando el dibujo, imaginando la escena... para luego crearla en el papel. Lo echaba de menos.

Ha sido muy inspirador el trabajo de los compañeros del curso. Hay auténticos artistas! Pero no sólo los artistas insipiran, no lo olvides, y esta también es una cuestión interesante. Que la gente se lance a dibujar y a compartir sus dibujos es un acto de valentía y de generosidad, aunque suene antiguo. Te anima a hacer lo mismo, a compartir. Lo mejor de la inspiración, además de que se esconde en mil rincones, es que va en muchos sentidos. Nunca sabes a quién puedes inspirar tu, con tus actos. Así que deja a un lado la timidez y los reparos y lánzate a dibujar, o lo que sea que te guste hacer... y compártelo con todo el mundo! ...Ojo! Salvo que te guste matar gente o hacer cosas atroces, vale? Si es eso, no, mejor no hagas nada y quédate en casa, por favor te lo pido.

En fin... Otro ejercicio muy divertido en esta primera unidad es la creación de nuestro propio avatar. Hay aplicaciones muy chulas que sirven para diseñarlo, como por ejemplo Face your Manga, pero yo decidí dibujarme por el sistema antiguo, con lápiz y papel. Me pinté mucho más guapa y joven de lo que soy, peeero para algo soy la dueña del lápiz, digo yo! jejeje! También me dibujé con bichillos varios, el pajarito de turno y una mariquita, y algunas hojas verdes. Me encanta la naturaleza, ya te lo he contado alguna vez, y el verde es uno de mis colores favoritos. Unas alumnas me dijeron que parecía un personaje de cuento y me hizo mucha ilusión. Espero que no se refiriesen a la bruja...Ups...


sábado, 6 de mayo de 2017

Pensamiento Visual: Reflexiones

Como el anterior curso de EducaLAB me dejó buen sabor de boca, rápidamente me apunté a otro, como quien repite del postre de la abuela. Te los recomiendo si tienes ganas de aprender tranquilamente desde tu casa.

Este nuevo curso comenzó esta semana y se titula Visual Thinking en Educación. Con lo que a mi me gusta dibujar! De hecho me gustó siempre. Este curso me venía haciendo falta desde hace tiempo. También de niña mi madre me enseñó a hacer esquemas, cuadros sinópticos y resumir lo importante. Sintetizarlo en imágenes era justo el paso que me faltaba.

Ese dicho de "una imagen vale más que mil palabras" cobra todo su significado ahora. Seguro que ya sabías que con buenas imágenes el mensaje se comunica mejor. Pero no sólo es así porque quien lo recibe lo entenderá mejor y lo recordará más fácil, sino también porque quien lo emite lo "piensa mejor" al tener que dibujarlo.

Pues empiezo preguntándome qué puede aportar a mi trabajo esta herramienta de pensamiento visual y lo primero que se me ocurre es que me ayudará como nadie a poner orden en mi caótica vida laboral. Trabajo en varias empresas distintas, en multitud de proyectos, unos más grandes y otros más pequeños, de temas tan diferentes como la cocina, las manualidades o la historia... Al cabo del año pueden llegar a pasar por mi colapsado cerebro más de cien peques, y eso sin contar las animaciones, las rutas de senderismo, las actividades para mayores y los trabajos de apoyo en ferias y otras liadas varias. No tengo vacaciones oficiales y me paso el día con esa sensación de "tendría que" permanente, sabes cuál te digo, verdad? Esa vocecilla que no te deja disfrutar un minuto sin darte la brasa con la cantinela de "tendrías que estar preparando tal proyecto o acabando tal actividad"... 
Seguro que estás pensando que el lado bueno será que me estoy haciendo rica, pero nada más lejos de la realidad. Firmaría ahora mismo por, no sé, qué te diga yo, ya ni mil, me conformo con ochocientos al mes. Sería una fortuna! Cada vez con más frecuencia sale humito de mi cabeza. Para cambiar, para empezar, poner orden y luego poder tomar decisiones, me va a venir estupendamente este aprendizaje. Colocar cada cosa en su sitio y ver el tiempo que me ocupan y las satisfacciones que me dan. Separar la paja del trigo. Ordenar la casa. Orden y limpieza.

Y ahora que ya te he contado mis penas, creo que esta herramienta también me servirá para esquematizar mejor mis proyectos educativos, comunicarlos mejor a mis jefes y también a los propios participantes de las actividades. Tengo muchas ganas de aplicarla sobre todo en los talleres de creatividad, siento curiosidad por ver cómo se comunicarán los peques con ayuda de las imágenes.